Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de diciembre de 2018

Amber Heard confesó que fue despedida de varios trabajos tras acusar a Johnny Depp de maltrato físico

La actriz de 'Aquaman' acusó a su entonces marido el 2016.

En 2016, Amber Heard acusó a Johnny Depp, por entonces su marido, de maltrato físico. Hoy, la actriz publicó una carta abierta en The Washington Post en la que cuenta, por primera vez, lo que significó para ella haber tomado esa decisión: "Sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura contra las mujeres que alzan la voz".

"Mis amigos y asesores me dijeron que nunca volvería a trabajar como actriz, que me pondrían en la lista negra", dice la actriz de 'Aquaman'. "Una película en la que participaba reabrió el casting de mi papel. Acababa de grabar una campaña de dos años con una importante marca de moda y la compañía me echó".

Las palabras de Amber Heard son un golpe de realidad contra todos los que vieron su caso como un intento de hundir a Johnny Depp. "Escribo esto como una mujer que tenía que cambiar su número de teléfono semanalmente por las amenazas de muerte que recibía". Mientras, la carrera de Depp seguía intacta. En estos últimos dos años ha retomado a Jack Sparrow en 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' y ha interpretado al villano principal en 'Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald', entre otras. Tiene, al menos, cinco proyectos para los próximos años. Amber Heard llegó a preguntarse "si sería capaz de mantener su papel de Mera en 'La Liga de la Justica' y 'Aquaman'".

"Tuve el raro privilegio de ver, a tiempo real, cómo las instituciones protegen a los hombres acusados de abuso", dice Heard, que también hace referencia a las cuantiosas denuncias de abuso y acoso sexual a las que se enfrenta Donald Trump y que no han tenido ninguna repercusión en su carrera política. Heard confesó que se sentía "juzgada por el tribunal de la opinión pública, y mi vida y mi trabajo dependían de una infinidad de juicios que estaban fuera de mi control".

La actriz dice que "casi no salí de mi apartamento durante meses", y que, cuando lo hacía, "me perseguían cámaras-dron y fotógrafos (...) La prensa publicaba fotos mías y las retorcía para darme mala imagen".

Heard quiso utilizar esta carta para animar a otras mujeres en una situación similar: "quiero asegurarme de que las mujeres que se atreven a hablar de esta violencia reciban más apoyo (...) Podemos trabajar juntas para pedir cambios en las leyes y normas sociales; para equilibrar las desigualdades que han moldeado nuestras vidas", concluyó.

SEGUIR LEYENDO