Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 10 de octubre de 2019

FOTOS | Perrita agradecida no puede dejar de abrazar a la mujer que salvó su vida

Su nombre es Penny y nadie la quería adoptar.

Lia Domingo fue al refugio Augusta Animal Services en Georgia con el objetivo de rescatar a un pitbull llamado Peety, pero no dudó en ayudar también a Penny, una perrita mezcla de corgi de un año. Después de ser rescatada, Penny no dejaba de abrazarla y agradecer.

La mujer acudió a este refugio en nombre de The Pixel Fund, un grupo de rescate de perros y mientras estaba allí, Deborah Kirkland, directora ejecutiva del centro de rescate, le informó sobre la situación que estaba pasando la perrita. Penny tenía un ojo herido y ninguno de los centros de rescate locales tenía el interés de ayudarla.

Lia dijo a The Dodo "cuando la vi, me rompió el corazón porque estaba muy asustada y no muy receptiva. Estaba nerviosa. Ni siquiera quería mirarme el primer día. Ella solo se encogió".

No lo pensó dos veces y subió a los dos perros a su auto rumbo a Sparta, Georgia, para encontrarse con Dedee Nystrom, otra voluntaria que iba a hacerse cargo. Pero recibió una llamada del refugio solicitando que regresara porque la familia de Peety había aparecido.

Devolverse implicó dejar allí a Penny también, pero ella le prometió regresar y no defraudarla.

Peety logró encontrarse con su familia, pero Penny seguía sola, así que Lia fue a buscarla al día siguiente. Esta vez la actitud de la perrita había cambiado completamente, ya no se encontraba temerosa, todo lo contrario, no podía contener la emoción de ver a la mujer de nuevo.

"Solo quería abrazarme. Ella incluso movió su cola. Y yo dije: ‘Oh, sí, soy yo, te acuerdas de mí'", aseguró Lia.

En el auto la perrita saltó sobre Lia como si estuviera tratando de darle un abrazo para agradecer, y así permaneció durante el resto de viaje. Por su parte, la mujer se conmovió por la confianza que Penny le había brindado. "Tuve que conducir con una mano porque ella se quejaba, como si dijera ‘Acaríciame, acaríciame'".

Cuando llegaron a Sparta, Penny fue entregada a Dedee, y ella la llevó al veterinario, donde descubrieron que además del ojo lesionado, sufría de otra enfermedad.

Por fortuna, la perrita está recibiendo los cuidados necesarios y cada vez está más fuerte y saludable. Cuando logre recuperarse un poco más, podrá estar disponible para adopción. Además tiene un nuevo nombre: Chloe Olivia.

Deborah dijo que "a pesar de que no rescatamos al pitbull… él estuvo en nuestro camino para que descubriéramos a Chloe Olivia, también conocida como Penny, y salvamos a esta pequeña niña que es tan merecedora de una nueva familia y una nueva vida. En el rescate siempre decimos: ‘Todo sucede por una razón'".

SEGUIR LEYENDO