Click acá para ir directamente al contenido

Martes 11 de febrero de 2020

Lluvias y tormentas más fuertes en 30 años apagan incendios forestales en Australia

El temporal está obligando a varias familias a abandonar sus hogares, pero también está apagando los incendios que han arrasado con millones de hectáreas.

El ciclón Damien, que ya está perdiendo fuerza, golpeó el domingo la región minera de Pilbara, en el estado de Australia Occidental, mientras que las tormentas provocaron inundaciones en el este del país, epicentro de incendios devastadores en los últimos meses. 

Según los servicios meteorológicos, durante la jornada el temporal fue degradando a una tormenta de categoría 1 con vientos que alcanzaron los 100 km por hora, acompañados de fuertes lluvias que pueden causar inundaciones.

El ciclón tropical Damien "seguirá debilitándose a medida que progrese tierra adentro", precisaron los servicios meteorológicos.

Cuando comenzó a golpear el sábado por la noche, el ciclón era de categoría tres, con vientos de hasta 195 km/h, lo que obligó a los residentes a esconderse en sus casas, incluso algunos tuvieron que abandonarlas.

Por la fuerza del viento y las precipitaciones, los árboles cayeron y algunos tejados fueron arrancados. Se cortó la electricidad en las ciudades costeras de Damper y Karratha, en la región de Pilbara.

Al mismo tiempo, la costa este de Australia ha sufrido fuertes lluvias durante los últimos días, que causaron inundaciones repentinas en Nueva Gales del Sur y Queensland.

Pese a todos los problemas que traen las lluvias torrenciales, también hay algo bueno. Resulta que han permitido extinguir decenas de incendios forestales que todavía estaban activos y permanecían sin control.

Uno de los principales incendios, que abarca un área de 500.000 hectáreas al sur de Sidney, fue declarado extinguido el sábado por la noche después de las precipitaciones. La lluvia también cayó en varias áreas afectadas por la sequía. Algo bueno en medio de tanta devastación.

SEGUIR LEYENDO