Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 21 de noviembre de 2019

Mujer fue a un refugio para adoptar a un perro y terminó llevándose tres

Una de las perritas que salvó estaba embarazada.

Un día Shelly Blount vio una publicación en Internet sobre un perro al que estaban a punto de sacrificar en un refugio de Carolina del Norte (EE.UU.), así que inmediatamente llamó al refugio para intentar salvarlo. Por fortuna, el perro acababa de ser adoptado, sin embargo, pensó en los otros perros que podrían estar en peligro.

Shelly preguntó al personal del refugio si había otros perros programados para la eutanasia y le dijeron que un perro llamado Caleb era el siguiente en la lista, así que ella inmediatamente partió al lugar para rescatarlo.

La mujer condujo cuatro horas desde Virginia hasta el refugio en compañía, decidida a rescatar a Caleb. Cuando Shelly llegó al refugio, se dio cuenta de que otros dos perros estaban a punto de ser sacrificados también. Aunque tiene otros tres perros rescatados en casa, ella no lo pensó dos veces.

Shelly le preguntó al personal, cuál era el límite de perros que se podían adoptar, y le dijeron que no había ningún límite, así que adoptó a los tres.

Ella había llegado al refugio ese día esperando irse solo con Caleb, y en cambio se fue con Caleb, Charisma y Bella.

Cuando iban camino a casa, los tres perros estaban tan emocionados que no podían contener su felicidad, y Shelly sabía que había hecho lo correcto.

Dijo a The Dodo: "Caleb estaba muuuy emocionado: seguía dando besos desde el asiento trasero y su cola se movía muy rápido. Bella estaba tan contenta que se sentó en el regazo de mi amiga y literalmente no se movió. Charisma, mi dulce angelito, literalmente me estaba abrazando y durmió todo el viaje".

Shelly sabía que no tenía espacio suficiente en su casa para tenerlos a todos, así que comenzó una campaña para encontrarles un hogar. En pocos días ya había encontrado una nueva familia para Caleb y Bella. 

Es probable que se quede con Charisma. Nadie sabía que estaba embarazada y no la podía dejar sola o con cualquier persona. Así, la noble mujer no solo salvó a los tres perritos, sino también a los cachorros que venían en camino que fueron siete.

SEGUIR LEYENDO