Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 29 de agosto de 2019

Perrita robó la dentadura postiza a una abuelita y sus fotos son furor en Internet

Se llama Luna y aprovechó la siesta de la adulta mayor para hacer sus travesuras.

A veces los perritos suelen se más traviesos de cachorros, como Luna, una perrita brasileña del estado de Paraná, que no fue la excepción. Las fotos de una de sus travesuras llegaron a las redes y enternecieron a todos.

Anna Carolina Lima, estudiante de pedagogía de 28 años, fue quien difundió la historia. La pequeña tiene 11 meses y durante en un viaje a la casa de los padres de Anna se mandó una de las suyas.

Resulta que la perrita fue captada con la dentadura postiza de la abuela de la familia en su boca. La imagen, que se difundió a través de Facebook, la muestra con una sonrisa de aquellas.

Según cuenta el sitio Globo.com, Anna había viajado con Luna a la casa de su madre en Minas Gerais. Pocos días después de su llegada, la dentadura postiza de la abuela desapareció. Fue unos minutos después de que la mujer se acostara a dormir la siesta y las sospechas apuntaron hacia un solo sitio. Según la estudiante, la abuela había puesto sus dientes debajo de su almohada, como de costumbre.

"Desde el principio (Luna) ya estaba corriendo detrás de los gatitos para jugar, saltando por todo el mundo, haciendo fiesta. Creo que un par de días después tuve que irme y Luna se quedó en casa con mi familia", contó Anna.

Tan pronto como la joven regresó y se enteró de la ausencia de la dentadura, imaginó dónde podía estar. 

"Conociendo a Luna, estaba seguro de que la había agarrado", explicó. "La llamé y ella vino con la cara más linda del mundo como si nada hubiera pasado, sacudiendo su cola, saltando y jugando como siempre lo hace. Registré la casa y nada. Pero sabía que era sólo cuestión de tiempo", agregó.

Finalmente, encontró lo que buscaba. "Es muy taimada, toma cosas y se escabulle con las orejas por detrás. La pobre abuela ni siquiera se dio cuenta. Cuando llegué a la habitación de mi madre, encontré a Luna sentada en el sillón con su dentadura postiza en la boca, mordiéndola. ¡Y no me la quería devolver! A un gran costo, la distraje y la recogí", reveló.

La historia tuvo repercusiones en un grupo de Facebook que se centró en compartir imágenes de animales para levantar el ánimo de la gente. Dijo que las fotos de Luna generaron más de 6.400 visitas desde el 17 de julio.

Además, la estudiante contó que la historia tuvo repercusiones entre sus familiares, quienes se lo tomaron con buen humor. "Lo bueno es que a todos les gustan las mascotas", dijo.

SEGUIR LEYENDO