Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de febrero de 2020

Perro esperó fuera de casa durante semanas. No sabía que su familia se había mudado y lo habían abandonado

No perdía la esperanza de que volvieran a buscarlo.

Lo sabemos, es difícil comprender como un ser humano es capaz de abandonar a un miembro de su familia, como si fuera un objeto, al que desechamos porque ya no usamos. Lamentablemente esto fue lo que le sucedió a Cupido, un hermoso perrito que fue abandonado por su familia en Harrisburg, Pennsylvania.

La familia del perro se mudó de casa, pero al parecer Cupido no fue incluido en sus planes y lo dejaron abandonado afuera de su antigua vivienda. Como el can no entendía lo que pasaba, solo pudo esperar afuera de la casa a que su familia regresara, sin embargo, esto nunca ocurrió.

El perro recorrió la zona durante semanas, pero siempre volvía a su lugar seguro, su casa, exactamente en la entrada principal o el estacionamiento. Estaba desorientado, no tenía agua ni comida, no podía entrar a la casa, no sabía dónde estaba su familia y mucho menos comprendía por qué estaba solo.

Por fortuna Janine Guido, fundadora de Speranza Animal Rescue, recibió una llamada de los vecinos del lugar, informando sobre la situación de Cupido. "Todo lo que me dijeron fue que sus dueños se mudaron y lo dejaron atrás. Le pregunté a muchas otras personas si sabían algo sobre el perro y simplemente dijeron: Se mudaron y lo abandonaron", señaló a  The Dodo.

Sin pensar dos veces, Janine fue al rescate de Cupido, lo vio comiendo de un contenedor de basura, y cuando ella se acercó, él regreso corriendo a su lugar seguro.

Cupido salió corriendo desesperadamente y rascó la puerta de su casa en varias ocasiones para poder entrar, pero su familia ya no estaba allí. A Janine se le rompió el corazón, al ver la escena de cómo cupido trataba de pedir ayuda a la familia que lo había abandonado.

Después de varios minutos de persecución por varios callejones, Janine descubrió cómo ganarse su confianza, todo lo que tuvo que hacer fue decirle: 'todo va a estar bien'. "Suena tonto, pero juro que él sabía lo que le estaba diciendo. Él literalmente se acercó y se sentó y me permitió atarlo".

Desde el momento que llegó al refugio, Cupido se ganó el corazón de todos y se está acostumbrando lentamente a su nuevo ambiente. "Solo ha sido el caballero más dulce desde que vino al centro de rescate. Se nota que todavía está realmente confundido. Pero demuestra que está feliz de conocer a todos moviendo su cola", dijo Janine.

 Desde que el refugio publicó por primera vez la historia de Cupido, ha recibido más de 50 solicitudes de adopción, pero el perro todavía no está listo. Primero debe terminar sus controles veterinarios y se debe conocer qué necesidades tiene, para posteriormente conseguirle un hogar definitivo.

SEGUIR LEYENDO