Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 8 de septiembre de 2019

FOTO | “Mi antídoto a todo miedo”: El mensaje de Benjamín Vicuña a 7 años de la muerte de su hija

Blanca falleció en 2012 a los 6 años.

En 2012, Benjamín Vicuña debió enfrentar un duro momento en su vida: su hija Blanca de 6 años fallecía por una neumonía hemorrágica. Hoy, cuando se cumplen siete años de aquel lamentable momento, el actor chileno decidió publicar en sus redes sociales un emotivo mensaje en conmemoración del aniversario de muerte de su hija.

“Tu mirada. Esos ojos negros que me volvían loco. Ese misterio que jamás entenderé. Tu alma libre mi pequeña princesa inca. Tus alas que abrazan mi dolor. Son más años los que ya volaste que tus 6 años a mi lado. El tiempo es relativo y curioso. El tiempo es un misterio como tu mirada anclada en mi memoria”, comenzó escribiendo el actor de 41 años.

Vicuña agregó junto a la fotografía de Blanca: “Tanta responsabilidad que te doy, mi niña sabia, mi maestra en esta vida, mi inspiración salvaje y mi antídoto a todo miedo sobre la eternidad. Mi niña que ya no es niña, mi niña que corre, salta y vuela. Mi dulce hija que voló tan lejos que por momentos no puedo ver por el sol“.

“Amo tus ojos, tu pelo, tu boca, tu piel, tus pecas, tus dedos de los pies, tu risa que estalla como la primavera. Tu risa que no la apaga ni siquiera el frío de tiempo. El tiempo, eso que se nos fue, que se recobra en la esperanza. En el silencio”, escribió el actor para finalizar el mensaje que conmovió a sus seguidores.

Revisa la publicación de Benjamín Vicuña acá:

Ver esta publicación en Instagram

Tu mirada. Esos ojos negros que me volvían loco. Ese misterio que jamás entenderé. Tu Alma libre mi pequeña princesa inca. Tus alas que abrazan mi dolor. Son más años los que ya volaste que tus 6 años a mi lado. El tiempo es relativo y curioso. El tiempo es un misterio como tu mirada anclada en mi memoria. Tanta responsabilidad que te doy, mi niña sabia, mi maestra en esta vida, mi inspiración salvaje y mi antídoto a todo miedo sobre la eternidad. Mi niña que ya no es niña, mi niña que corre, salta y vuela. Mi dulce hija que voló tan lejos que por momentos no puedo ver por el sol. Amo tus ojos, tu pelo, tu boca, tu piel, tus pecas, tus dedos de los pies, tu risa que estalla como la primavera. Tu risa que no la apaga ni siquiera el frío de tiempo. El tiempo, eso que se nos fue, que se recobra en la esperanza. En el silencio.

Una publicación compartida por Benjamín Vicuña (@benjavicunamori) el

SEGUIR LEYENDO