Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 11 de marzo de 2020

“Jennifer Aniston debería ser asesinada”: la macabra frase de Harvey Weinstein que salió a la luz en su juicio

La Corte criminal de Nueva York ha revelado cerca de 1.000 páginas de documentos vinculados con el caso de Harvey Weinstein, declarado culpable de violación y agresión sexual. Entre esos papeles salió a la luz un email del exproductor estadounidense, en el que escribió: "Jennifer Aniston debería ser asesinada", según informa el portal Variety.

Esa fue su respuesta a un periodista de "National Enquirer", el cual se puso en contacto con una de sus representantes, Sallie Hofmeister, en octubre de 2017, buscando la versión del productor del cine sobre una historia en la que se encontraba trabajando. 

"National Enquirer quiere publicar una historia sobre los reportes de que Jennifer Aniston fue agredida sexualmente por Harvey Weinstein", dijo el reportero en el correo electrónico. 

El representante de Aniston, Stephen Huvane, negó las acusaciones: "Las afirmaciones de National Enquirer son falsas. Jennifer no ha sido acosada ni agredida por Harvey", reseñó Variety este martes.

Aun cuando el publicista de la actriz señaló que su cliente no había sido acosada por el productor, la propia Aniston contó en una entrevista para Variety, en 2019, que Harvey, si bien no la agredió sexualmente, tuvo con ella comportamientos cuestionables. Durante una cena por el estreno de la pelicula 'Derailed', de 2005, cuando la actriz estuvo sentada junto a Clive Owen –también protagonista y además productor de la cinta, además de amigo–, Weinstein lo hizo levantarse para poder sentarse él al lado de la estrella de la serie 'Friends'. "Con ese sucio comportamiento solo mostró su elevado nivel de estupidez", dijo Jennifer Aniston.

El mes pasado, el productor hollywoodense Harvey Weinstein fue declarado culpable de dos cargos, uno de ellos por violación, en un proceso abierto ante la Corte Suprema de Nueva York (EE.UU.). Así, el jurado encargado del caso considera probados un acto sexual criminal en primer grado contra la ayudante de producción Mimi Haleyi, ocurrido en 2006, cuando la forzó a practicarle sexo oral, y una violación en tercer grado (que no implica uso de la fuerza) contra la actriz Jessica Mann, perpetrado en un hotel de Nueva York en 2013.

SEGUIR LEYENDO