Click acá para ir directamente al contenido

Martes 10 de marzo de 2020

La emotiva carta que Katy Perry publicó en su Instagram para despedir a su abuela fallecida

Si bien la semana pasada la artista comunicaba en redes sociales su embarazo, esta vez le tocó despedir a su querida familiar de 99 años.

La vida para Katy Perry ha tenido esta semana dos escenarios totalmente diferentes. Si bien la semana pasada la cantante anunciaba que estaba embarazada de su primer hijo con Orlando Bloom; en esta horas le ha tocado despedir a su fallecida abuela. Y  lo hizo a través de una carta que ha emocionado a las redes sociales.

“No sé cuándo un alma entra en un vehículo nuevo, pero si en el más allá hay una sala de espera del ir y venir, me pregunto si el alma que está esperando entrar en mi mundo recibirá un beso en la frente de mi dulce abuela que partió de esta tierra ayer. Mi corazón lo espera así”, dijo en Instagram, donde ha compartió imágenes junto a su abuela paterna Ann Pearl Hudson, quien murió anoche a los 99 años.

“Si ella es capaz de hablar con el alma mientras espera, la conversación probablemente incluiría un ¿estás seguro de que quieres elegir este grupo salvaje?’ Definitivamente habría algo de sarcasmo, una broma ingeniosa o dos… Siendo honesta, mi abuela probablemente tenga una copa de su vino favorito listo a su llegada a esta vida después de la muerte. Y naturalmente un look muy moda, joyas incluidas”, señalaba Perry.

“Mucho de lo que soy es gracias a mi padre. Y él es lo que es por ella. Ella comenzó todo, como solía recordarnos. Y estoy muy agradecida de que lo haya hecho”, continuaba Perry. “La familia está ahí para mostrarnos qué puede ser el amor, lo difícil que puede llegar a ese viaje para encontrarlo. Pero si puedes abrir tu corazón y dejar que la luz guíe el camino, encontrarás ese amor incomparable”, afirmaba antes de hacer un pequeño resumen de la vida que vivió su abuela.

“Ann Pearl Hudson era una luchadora. Sobrevivió a la Gran Depresión, crió a 3 hijos sola como costurera para bailarinas y otros personajes similares en Las Vegas. Ella siempre fue ella misma, divertida y llena de todas las cosas dulces y acogedoras en las que piensas cuando piensas en abuelas. Me dio billetes de dólar arrugados en tarjetas de felicitación, nos dejó comer sus galletas de almendras favoritas de la tienda de 99 centavos mientras le hacíamos preguntas sobre los diferentes ventiladores que tenía en sus paredes. Era una abuela maravillosa y siempre llevaré algo de ella en mí”, enumeraba.

“Que descanse en paz y bese la frente del alma de todos los que están por venir y que de paso les haga saber que todo va a estar bien, especialmente ahora que han ganado un ángel para mirarlos”, finalizaba Perry, totalmente convencida de que su abuela va a seguir a su lado aunque ya no esté con nosotros. Te acompañamos en el sentimiento, Katy.

Ver esta publicación en Instagram

I don’t know when a soul enters a new vehicle but if there is an afterlife where there’s a waiting room of the coming and going my mind wonders if the soul that is waiting to come into my world is getting a kiss on the forehead from my sweet Grandma that departed this earth yesterday. My heart hopes so. If she is able to speak with the soul in waiting the conversation would probably include “are sure you wanna pick this wild group?!” There would most definitely be some sarcasm, a witty quip or two... tbh grandma probably had a glass of her favorite blush wine ready upon arrival to this afterlife... and a most fashionable look, jewels included, naturally. A lot of what I am is because of my father... and he is because of her. She started it all, as she used to remind us and I’m so grateful she did. Family... is there to show us what love can be... sometimes that journey of finding the love is tough to get to AND through but if you can open your heart and let the light lead the way you will find that incomparable love. Ann Pearl Hudson was a fighter. She survived the Great Depression, raised 3 kids on her own as a seamstress, making G strings for showgirls and other such characters in Vegas. She was always authentically herself, funny and full of all the sweet cozy things you think of when you think of grandmas. She gave me crisp dollar bills in hallmark cards, she let us eat her favorite almond cookies from the 99 cent store while we asked questions about the different fans she had displayed on her walls. She was a wonderful grandma and I will forever carry some of her in me. When my whit comes out, that’s Ann. When my authenticity comes out, that’s Ann. When my stubbornness comes out, hell, that’s Ann. When my fighter spirit comes out, that’s Ann. When my style comes out, that’s Ann. May she rest in deep peace and kiss the forehead of the soul to come and let them know everything is gonna be OK, especially now that they have gained an angel to look over them

Una publicación compartida de KATY PERRY (@katyperry) el

SEGUIR LEYENDO