Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 16 de enero de 2020

La reina Isabel se quedará con la custodia del hijo de Meghan y Harry aunque "renuncien" a la familia real

Según un acuerdo que lleva años, la reina tiene la custodia legal total de todos los miembros de la familia real

Según un acuerdo establecido desde hace varios años, la Corona Británica establece que la Reina Isabel tiene la custodia de los miembros de la Familia Real, incluyendo a los herederos más pequeños de la corona. 

Es que en una antigua ley establecida hace muchos años, la cual indica que la Reina tiene la custodia de todos los miembros de la familia, también se incluye al pequeño Archie.

Al parecer, pese a que la Reina aceptara la renuncia de Meghan Markle y Harry a la realeza así como el "período de transición" en el que se mudarán un tiempo a Canadá, la longeva monarca se quedaría con la custodia del bebé Archie

Esto, señalado por un acuerdo establecido en 1717 en la que el "derecho de supervisión del monarca, se extendía a sus nietos y tal derecho le pertenece a Su Majestad, Rey del Reino, incluso durante la vida de su padre", lo que significa que se le otorgaría la custodia total de cada uno de los miembros de la Familia Real.

Dicha ley fuera aprobada por el reinado de George I, nombrada como la "Gran Opinión" para toda la Familia, lo cual significa que los reyes tienen el control sobre la educación, crianza y matrimonio de sus nietos.

Por ejemplo, cuando el divorcio llegó a Carlos y la Princesa Diana, nunca se discutió más allá ya que la custodia siempre fue de la Reina Isabel.

Sin embargo, si Diana de Gales quería viajar con sus hijos, debían obtener el permiso de la Reina Isabel, la cual decidía hasta por las cosas más simples por tener la custodia completa de los pequeños en ese entonces. 

Ahora que Meghan y Harry dieron a conocer planes diferentes a los de la corona, la custodia del pequeño pertenecerá a la Reina Isabel como ha sido a lo largo de estos años con los otros miembros.

Aunque claro, cabe destacar que la soberana no pretende meterse en los asuntos y deseos que los padres tienen para el pequeño Archie. Ella será respetuosa con ellos y no intervendrá en sus opiniones sobre él según señaló la revista Quien.

SEGUIR LEYENDO