Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 24 de febrero de 2020

Meghan Markle y Harry contraatacan y hablan sutilmente contra miembros de la familia real

Los duques de Sussex dejaron un mensaje sobre las princesas Beatriz y Eugenia, hijas del duque de York.

Recordemos que la semana pasada el príncipe Harry y Megha Markle tuvieron que abandonar su marca Royal Sussex por orden de la reina Isabel. Y como modo de "contraataque", los duques hicieron una declaración pública que publicaron el viernes por la noche y que contenía un sutil mensaje sobre las princesas Beatriz y Eugenia, hijas del duque de York, afirmó una fuente real al tabloide Daily Mail.

En su propio sitio web, el matrimonio anunció que dejarían usar la palabra 'Royal' en su marca después de mitad de año, e insistieron en que van a mantener sus títulos de RHS (Alteza Real) a pesar de que no los "usarán activamente".

Tampoco llamarán Sussex Royal Foundation a la entidad que, siguiendo los pasos de los duques de Cambridge, pretendían poner en marcha tras su renuncia. 

En su contraataque el matrimonio pareció quejarse de que el palacio los trata de manera diferente a otros miembros de la familia y una fuente de Buckingham aseguró que se referían a miembros del bajo rango como las hermanas Beatrice y Eugenie.

"Si bien existe un precedente para que otros miembros titulados de la familia real busquen empleo fuera de la institución, para los duques de Sussex se ha establecido un período de revisión de 12 meses. Según el acuerdo, entienden que están obligados a retirarse de sus deberes en representación de Su Majestad", decía el comunicado.

Las princesas, hijas del segundo hijo de la reina, el príncipe Andrew y Sarah Ferguson, no se consideran actualmente miembros de la realeza de alto rango, porque no llevan a cabo tareas a tiempo completo en nombre de la reina. En cambio, ambas hermanas, que son novena y décima en la línea al trono, tienen trabajos a tiempo completo.

Por otro lado, varios medios ingleses reportan que la ex actriz estadounidense, de 38 años, se quejó de que usar la palabra Royal "ni siquiera debería ser un problema en primer lugar y no es como si quisieran estar en el negocio de vender camisetas y lápices".

"Dijo que ya terminó con el drama y que no tiene lugar en su vida para los detractores, y lo mismo ocurre con Harry", dijo una fuente al tabloide británico Daily Mail.

Además, agregó: "Meghan le dijo a su círculo íntimo que su éxito es inevitable con o sin su marca actual. Y que Harry y Archie tienen sangre real y nadie puede quitar eso. Y que, como familia, siempre serán considerados realeza".

La pareja abandonará oficialmente sus responsabilidades monárquicas el próximo 31 de marzo. El nieto de la reina sigue sexto en la línea de sucesión al trono, mientras que su hijo Archie Harrison Mountbatten-Windsor, ahora de nueve meses, continua séptimo.

SEGUIR LEYENDO